Ver contenido

[Reseña] The Elder Scrolls V: Skyrim

diciembre 3, 2011 - Microsoft, PC, Reseñas, Sony, Todo, Videojuegos

Ficha Técnica

The Elder Scrolls V: Skyrim

Plataforma: Multiconsola (PlayStation 3[Versión reseñada] / Xbox 360/PC)

Desarrolla: Bethesda Softworks

Distribuye: Bethesda / ZeniMax

Fecha de Salida: 11 de Noviembre del 2011

Jugadores: 1

Bethesda nos tiene acostumbrados a títulos grandes, con ambientes bastos, mucho por hacer y mucho por ver, pero el haberse puesto la meta tan alta tras títulos del calibre de Fallout 3 y Oblivion requería hacer el título ciertamente más ambicioso de su historia ¿podrá esta épica ser el epítome de los juegos de mundo abierto?

Como es costumbre de la saga de The Elder Scrolls, iniciarás como prisionero y, desde ahí, comenzarás tu escalada hasta terminar siendo uno de los personas más importantes dentro de la historia de Tamriel en esa era. De hecho y, si jugaste Oblivion, te darás cuenta que la historia de Skyrim se desarrolla unos 200 años después de los hechos acontecidos en el cuarto título de la saga conocidos como “la crisis de Oblivion.”

Los Dragones han vuelto y, según las profesías esto sucedería al final de los tiempos y solo un mítico personaje podría detenerlos. Eres el Dovahkiin, un legendario guerrero con la capacidad no solo de vencer físicamente a los dragones sino de devorar sus almas derrotándolos completamente. Encontrarás en Skyrim no solo la problemática de los dragones que han vuelto y traen en jaque a todas las poblaciones de la provincia nórdica de Tamriel, sino que encontrarás a este territorio en medio de una guerra civil.

Todos estos elementos se ponen sobre la mesa para que desarrolles tu propia historia y es ahí donde el juego se ve más beneficiado del gran trabajo no solo de trasfondo mitológico e histórico que ha hecho Bethesda a lo largo de la saga de The Elder Scrolls, sino que los personajes con los que convives se sienten –hasta cierto punto- vivos y tienen su lugar en el mundo.

La historia principal es buena, no es la mejor historia de todos los tiempos, pero el equipo de desarrollo logró superar los tropiezos que tuvo en el anterior título, con varios giros y detalles interesantísimos que hasta podrían adelantar un poco la locación del próximo juego de la saga.

Lo mejor de todo es que, a como el juego trata más de tu historia que la que el equipo de Bethesda quiso que experimentaras, hallarás mucho contenido que te dará incontables horas de juego.

No sé qué tanto creerle a Bethesda que haya usado un motor gráfico distinto y totalmente nuevo para este entrega. Sí, se ve mucho mejor y he experimentado exponencialmente menos bugs y trabadas que en títulos anteriores que utilizaban el Gamebryo Engine, pero el juego tiene muchas similitudes a los anteriores que me impiden estar totalmente seguro de que es un nuevo motor.

El mundo de Skyrim es variado, pero dentro de la cierta homogeneidad que muestran sus ambientes –al estar en una región norteña y fría-, sus distintas áreas serán más que atractivas a la vista, sobretodo el extremo norte, donde podrás apreciar las ventiscas de nieve y las auroras boreales.

El juego es hermoso, quizá no sea el software con gráficas más sofisticadas en el mercado, pero la variedad de cosas que suceden, la densidad de la maleza y la distancia de dibujo de los gráficos harán que te sientas inmerso en la aventura. Claro que hay cosas que podrían mejorarse como algunas animaciones, algunas sombras y algunos detalles en la geometría del mundo, pero en conjunto entregan una experiencia más que agradable a la vista y, en todo momento, creíble.

Bethesda escuchó a los fanáticos y tuvo muy en claro que los seis actores de voz que tenían para Oblivion deberían aumentar su número para Skyrim y así lo hicieron. Claro que habrá ocasiones en donde encuentres a dos personajes con la misma voz, pero será menos frecuente que en juegos anteriores de la saga.

Por la misma variedad y cantidad de actores de voz, la calidad de la misma es algo inconsistente, pero en general, va de decente a muy buena.

La musicalización del título es increíble, variando la intensidad de las canciones dependiendo de cada situación, ya sea que entres a un lugar desconocido, te enfrasques en una batalla o camines por las nueve ciudades principales de la provincia.

Probablemente todo lo demás no te importe tanto, pero el gameplay puede ser lo más interesante de todo el juego, pues hay muchas mecánicas viejas y mejoradas que llamarán la atención a aquellos que dejaron de lado Oblivion.

Lo primero que notarás es que el combate, aunque fue mejorado en cantidad, se sentirá muy familiar usando los botones de los hombros (RB y LB/R1 y L1) para utilizar lo que tengas equipado en cada mano, ya sean hechizos, mazos, dagas, escudos, martillos hachas, etc. Esto ya lo habíamos visto en títulos anteriores. Lo interesante de Skyrim es que te permite utilizar la combinación que gustes a la hora de combatir, ¿quieres un hechizo distinto en cada mano, dos espadas cortas, mazo y espada, daga y espada? Adelante, puedes hacer la combinación que gustes.

Otro cambio primordial en el juego es que ya no hay clases ni signos de los cuales escoger para tu personaje: en todo momento podrás usar todo tipo de accesorios, armaduras, armas y hechizos. De esta forma podrás especializarte en todo tipo de objetos sin necesidad de limitarte por la clase que hubieras escogido. ¿Quieres hacer un mago que use espada y armadura pesada? Es enteramente tu decisión.

Las mecánicas de forja de armaduras y armas, así como encantamientos están presentes, permitiéndote personalizar tu estilo de combate y defensa a como mejor se te plazca, añadiéndole más profundidad al sistema de batallas.

También encontrarás que puedes hacer otras labores secundarias como cortar leña, minar, cocinar, forjar, mejorar armas y armaduras y hasta ganar dinero al ayudar a gente en sus herrerías.

Un punto central del juego son los gritos de dragón o Thu’um que aprenderás durante el juego y que encontrarás en los ruinas y tumbas regadas por todo el mapa, estos solo podrán ser desbloqueados tras usar un alma de dragón –la cual conseguirás tras vencer a uno de estos animales. Estos tendrán diferentes efectos que podrás usar en batalla o para resolver ciertas situaciones, efectos como escupir fuego, empujar enemigos, convertirte en un ente etéreo y hasta invocar una tormenta.

Si te gustan las sidequests Skyrim tiene para ti todas las que quieras, pues además de las misiones principales y las segundarias hechas por el staff de Bethesda, el juego tiene la capacidad de crear misiones al vuelo para mantenerte entretenido ayudando a cierto personaje a recuperar algún bien robado, dándole venganza a un personaje o simplemente erradicando a un bandido que entró a la casa equivocada.

Probablemente una cosa que vayas a preguntarte es qué tantos bugs tiene el juego y, hasta el momento, no he experimentado más que el ocasional objeto flotante y alguno que otro problema a la hora de que los acompañantes encuentren el camino por el cuál te fuiste además de un par de dragones que vuelan en reversa. Ninguno de estos es un bug que deje el título totalmente injugable.

 

Bethesda sabe lo que hace y, aunque muchos le reprochen algunas decisiones, Skyrim te da la total libertad de hacer lo que quieras y como quieras en el juego. Quizá no te de la libertad de terminar el juego sin eliminar ningún enemigo –como Fallout New Vegas- o que es muy serio, pero fuera de ello es una experiencia que se debe jugar, aún si aborreciste Oblivion.

  • Lo bueno: Mapa gigantesco, mucho por ver y por hacer.
  • Lo malo: Inconsistencias gráficas y en la actuación de voz.
  • Lo divertido: Gritarle a la gente como desquiciado.

[Esta reseña fue hecha después de terminar la historia principal el juego en dificultad "normal," así como un buen número de misiones secundarias con un estimado de 38 horas de juego en solitario.
Un juego "excelente" es aquél en donde sus virtudes sobrepasan por mucho sus debilidades y que son una experiencia casi obligada a jugar. Una recomendación a todas luces.]
Tags: , , , , ,

Autor de esta nota

El Lángaro principal Roberto Sáinz (@robsainz). Apasionado de los videojuegos y entusiasta de la tecnología en general. Siente especial atracción por el mundo del celuloide, pero es muy exigente en cuanto lo que vé y no dará tregua en cuanto a expresar su opinión acerca de cualquier cosa. Síguelo en twitter @robsainz

Comparte este artículo

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter
0 comments
%d personas les gusta esto: